Todo lo que era sólido. Antonio Muñoz Molina

Todo lo que era sólido Tomando como base su experiencia literaria y la lectura de periódicos, el escritor jienense construye en este ensayo un relato sobre cómo la sociedad española se ha venido abajo y de todo aquello que no hemos sido capaces o no hemos querido ver. El autor se coloca el primero entre los invidentes para incidir en los campos de la política, la cultura y el periodismo, pero la crítica de Muñoz Molina se extiende a la sociedad en general y a un sin fin de organizaciones e instituciones. Es decir, el autor dispara en múltiples dirección.

Un claro resumen del manifiesto de intenciones de esta obra podemos encontrarlo en la siguiente cita: “La corrupción, la incompetencia, la destrucción especulativa de las ciudades y de los paisajes naturales, la multiplicación alucinante de obras públicas sin sentido, el tinglado de todo lo que parecía firme y próspero y ahora se hunde delante de nuestro ojos: para que todo eso fuera posible hizo falta que se juntaran la quiebra de la legalidad, la ambición de control político y la codicia —pero también la suspensión del espíritu crítico inducida por el atontamiento de las complacencias colectivas, el hábito perezoso de dar siempre la razón a los que se presentan como valedores y redentores de lo nuestro.”

Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina

Todo lo que era sólido hace unos años se ha derrumbado ante nuestros ojos.  El hecho más inquietante que plantea esta obra es la constatación de que durante 35 años hemos sido una sociedad organizada por un sistema nominalmente democrático, pero que en realidad —por falta de auténtica cultura y de una educación sólida— no hemos constituido una sociedad democrática de verdad. Y esa es una de las razones por la que a España, a diferencia de otros países le está costando tanto salir de esta última crisis.

Una sociedad sin cimientos se viene abajo con mucha facilidad, por lo que resulta  muy difícil volver a ponerla en pie. Todo lo que era sólido constituye una propuesta de acción concreta para avanzar desde el actual deterioro económico, político y social hacia la realidad que queremos construir. Partiendo tanto de documentos periodísticos como de la tradición literaria, Antonio Muñoz Molina escribe esgrimiendo razón y respeto, sin eludir verdades por amargas que estas sean, porque saber es el único camino para cambiar las cosas. «Hace falta una serena rebelión cívica. Hay cosas inaplazables ». Todo lo que era sólido constituye una invitación a un debate imprescindible.

Puedes encontrar Todo lo que era sólido en la Biblioteca Pública Municipal de San José de La Rinconada.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s